Que Pensamos


Para nosotros no importa el lugar donde nos encontramos, una idea puede surgir en cualquier momento y en cualquier sitio. Lo únicamente importante es el talento creativo, es la herramienta imprescindible para materializar con éxito una idea.

Lo verdaderamente importante es el cliente, nuestra principal tarea es demostrarle que lo que considera “un gasto” es en realidad una inversión

rentable para su empresa.


A nosotros nos corresponde “pensar”, pensamos por nuestros clientes con un único objetivo: la defensa de sus intereses.


Desde la base del diálogo con el cliente obtenemos información, conocemos sus motivaciones, sus debilidades, su relación con la competencia, y su posición en el mercado, de esta forma podemos garantizar una respuesta más eficaz para garantizarle el éxito.


Nos implicamos al cien por cien en cada proyecto, esto implica creer en cada cliente, en sus deseos o aspiraciones, asumiendo sus sueños con

convicción.


Nuestra actividad se basa en la expresión del talento desde el uso de la creatividad, esta es nuestro principal activo, un bien intangible pero clave para diferenciarnos del resto, somos nosotros los únicos capaces de cuantificar el valor de este activo.


Para nosotros el “tamaño no importa”, no hay clientes grandes o pequeños. Somos coherentes con nuestros principios y creemos en la igualdad entre seres humanos y lo extendemos a las empresas, tratando a cada una de igual manera.


Si está acostumbrado a la complacencia permanente, nosotros no somos lo más adecuado. Creemos que la clave de un buen resultado es poder decirle al cliente con libertad lo que no quiere oír, donde se encuentran sus errores y debilidades, mostrarle lo que no quiere ver, de esta forma definiremos con garantía el proyecto.


No pensamos en clave puramente económica, no alargaremos el proceso con interminables “brainstorming, briefing”, y demás términos acabados en “ing”, cuya finalidad es incrementar de forma considerable su factura.


Nos gusta ir al grano, su tiempo es importante y el nuestro también, malgastarlo es perder el dinero de ambos, pensamos que sintetizar es la clave para un correcto diseño.


No espere de nosotros que le mostremos curriculums inexistentes, ni nos inventemos trabajos en el extranjero para importantes multinacionales. No le abrumaremos con tecnicismos para de esta forma aparentar un dominio de la materia que le confunda y le haga sentir inseguro.


Podríamos hablarle de nuestra trayectoria en Milan, Tokyo, Miami o el Carnaval de Rio, ¿pero?, ¿esto en que ayudaría a su negocio?...


Somos lo que se ve y nos sentimos muy orgullosos de una amplia trayectoria profesional, que a lo largo de estos años ha crecido desde una visión ética del sector y de nuestra relación con los clientes.

Aclaración: Tampoco somos nosotros los que diseñamos trajes de reina para carnavales.